19 Abr 2016

Mina de Cobre de Naltagua

Nota del Autor: Oficialmente he dado inicio a mi nueva etapa en la historia de mi blog. Si bien partí con este blog hace 8 años y nunca me lo tomé muy en serio,  he llegado a la convicción de que es el momento de darle la oportunidad de exhibir y demostrar lo que me gusta hacer.

Luego de este “prologo”, voy a empezar a escribir artículos mas serios y formales, y voy a hablarles hoy de un lugar que descubrí por accidente, pero que merece que escriba un poco sobre dicho lugar.

Minas de Cobre de San José de Naltagua:

IMG_20151012_181638843_HDR

Como es la costumbre personal, suelo dar vueltas por distintos lugares de Chile, ya sea una insignificante vuelta a la manzana o salir a recorrer lugares que están fuera de mi habitualidad. Un día de esos, junto con la familia, y luego de pasear por el sector de la Isla de Maipo, salimos a manejar sin rumbo, pero con la tranquilidad de que estábamos cerca de la casa en un paseo de fin de semana. En ese paseo sin rumbo y sin prisa, nos atrevimos buscando un nuevo camino. Con la magia del GPS , sabíamos que estábamos en ruta justo al frente a la localidad de El Monte, pero por la otra vereda del río.

Así, divagando y paseando por una ruta desconocida para nosotros, llegamos a un sector bien particular con unas ruinas de una gran construcción, y el camino pasando por entremedio de una gran escoria de mineral residual. Claramente estábamos frente a algo que, fué glorioso en el pasado y que, para los santiaguinos comunes y corrientes como nosotros, no tenemos mayor registro.. hay que investigar y saber que pasa.

Había llegado a las ruinas de una de las primeras y más gloriosas (pero desconocidas para la mayoría) plantas de producción y extracción de cobre que han existido en nuestro país.

San José de Naltagua: el mineral de cobre y fundición, donde hoy hay solo restos.

Para resumirles un poco (y dejaré los links al final de la historia), a principios del 1900 un grupo de inversores franceses fundan, la llamada “Societé des mines de Cuivre Naltagua” mas exactamente en 1908, siendo su casa matriz en París, y cuyos gestores, dos condes y un banquero, que invirtieron 10 millones de francos de la época en un proyecto minero, que, como suele suceder cuando se hacen las cosas sin tener mucha claridad de lo que ocurre, claramente no resultó como se esperaba.

Recorriendo un terreno poco conocido para nosotros:  Vamos a recorrer!

IMG_20151012_181653037

 

Luego de movernos un poco por el camino, revisar y entender que estábamos frente a las ruinas de un complejo bastante grande, en donde las proporciones y dimensiones de la obra que estábamos frente, entendimos que no podíamos dejar de estar presentes y al menos, hacer el intento de recorrer y conocer, por lo cual, estacionamos en el primer lugar seguro que encontramos, y voilá, salir a recorrer.

En primer lugar, hay que decir que aparentemente el terreno es una propiedad privada, pero en ningún caso ha sido la intención invadir espacios ni nada por el estilo, simplemente avanzamos por donde pudimos, y nunca encontramos rejas ni tampoco apostamos a hacer daño alguno, simplemente recorrimos tanto como pudimos, sin dañar ni molestar.

Lo primero que se puede apreciar al estar en la zona, es que hay los restos de un edificio donde, se pueden apreciar altos hornos, fundiciones, y una serie de instalaciones anexas propias de un mineral y de una planta de producción de cobre refinado, en donde el camino se hizo por sobre dicho escorial. (es bien loca la sensación de ver que el camino sube y baja alrededor de material de desecho del proceso de las altos hornos, el camino pasa por y sobre el escorial) y que cruzando ese camino, están los restos de la construcción. Lo primero que se aprecia es que, toda esa planicie existente (que probablemente era la zona de movilización de la faena), hay viviendas habitadas, por lo que, no nos metimos ahí, un mínimo de respeto.

IMG_20151012_184038562_HDR

Las ruinas de la construcción son de un tamaño importante y majestuoso, y claramente, el día nublado le daba un sabor especial a la postal ahí existente (como que la luz y el contexto le daba esa sensación de estar con el tiempo detenido, la calma suficiente y las mejores condiciones para seguir. Comenzamos a recorrer!.

Subiendo el cerro, empieza la diversión.

Claramente la fundición se inserta y encastra en el pequeño cordón montañoso, en donde tanto las minas, como las chimeneas y toda la infraestructura se amoldó a la geografía… Como claro, no hay posibilidad alguna de recorrer y entrar de la forma original, no queda otra que… empezar a escalar!.

Hay que empezar a subir por las ruinas, las laderas y por senderos que, es lo que va quedando, y tiene su reto y dificultad, donde claro, no hay mucho margen a equivocarse y hay que hacerlo con cuidado. (nota aparte, y lo que apena, es la suciedad, rayados, botellas y papeles de algunos inadaptados que no entienden), pero lo bueno de todo esto… es llegar a la cima de dicho desafío. lograr llegar a lo alto y mirar el valle en todas direcciones.

En la cima hay una cruz blanca, donde se llega directamente por otro camino (haberlo sabido, nos hubiese salido mas fácil la visita),  y desde ahi se puede ver todo el valle en su majestuosidad.

IMG_20151012_184014305

A estas alturas, ya estábamos medios cansados y hubo que bajar, por lo que optamos simplemente por bajar y descender por los senderos más grandes y claros.  Desde esa perspectiva, claro, no había que olvidar la vista al complejo en su majestuosidad (y con ese cielo nublado que le dá un color y un valor a la fotografía simplemente genial, y sin filtros).

IMG_20151012_184051413_HDR

A esas alturas, ya mi celular se había quedado sin batería y no pude sacar más fotografías, pero les haré el breve resumen de lo que no pude fotografiar.

  • Se puede acceder a los altos hornos desde el sendero superior, nada impide que puedas ingresar, pero CUIDADO!.. los ceniceros están obscuros y sin señalizar.
  • Algunos se van a hacer enduro en el mismo cerro y sus senderos.
  • Cuando fuimos, había harta gente curioseando y visitando las ruinas, pero como veo hay rejas y similares.

Bonus track:

El camino que va a Naltahua tiene dos localidades.. San Vicente de Naltagua (contiguo a la mina) y al final del camino está San Antonio de Naltagua. (termina en un terreno privado, y no te queda más opción que volver a Isla de Maipo para salir de ahí.

IMG_20151012_175607833

Fotografías tomadas con: Motorola MotoG2

2 thoughts on “Mina de Cobre de Naltagua

  1. gracias por el blog tengo 71 años me surgio el interes de visitar este lugar porque mis abuelos maternos pertenecieron a ese lugar por ellos supe que mi abuelo habia trabajado en la fundicion entiendo como tornero mecanico y que mi abuela tenia una casa donde daba pension a sus trabajadores tambien supe que en sus momentos de gloria este pequeño pueblo tenia vida propia muy agradable por cierto donde contaba con cancha de futbol propia salon de baile colegio basico y muy ordenado una calidad de vida que hoy encuentro envidiable y que un dia termino cuando cerro la mina y la gente fue enviada a otros lugares nosotros a santiago…..

    • Hola que tal, gracias por responder.

      Como señalaba en el blog, llegué a ese lugar casi por accidente (un paseo a Isla de Maipo) y me encontré con los restos del edificio y por lo que cuentas, efectivamente quedan rastros de que era sinónimo de progreso y prosperidad.

      Lamentablemente de la estructura original queda poco y nada, y solo queda remitirse a aquellos textos o historias que circulan por internet, pero definitivamente es un lugar que vale la pena visitar!.

      Hasta Pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *